Museo del cuento: Animación a la lectura

La animación a la lectura persigue prender en los niños el deseo de leer. La lectura se entiende como una actividad personal de enriquecimiento y de evasión y va muchísimo más allá de la lectura como competencia en la descodificación de textos escritos o comprensión oral.

Podemos hacer obligatorio leer o programar lecturas obligatorias, pero no podemos obligar a desear leer o a sentir placer leyendo. Podemos, en cambio, promover situaciones que generen curiosidad e interés por los libros y la lectura.

El proyecto de Museo del Cuento se enmarca dentro de este contexto.

La idea básica es crear un Museo (físico, virtual o ambos) con objetos característicos e importantes extraídos de libros que nuestros alumnos hayan leído o podrían leer.

Todo museo expone sus fondos en contexto y con una explicación de su origen e importancia. También crea un catálogo que permite profundizar en cada una de las piezas.

Integración curricular

Áreas

Todas las áreas de lenguas.

Contribución a las competencias clave

CCL – Competencia en comunicación lingüística
CD – Competencia digital
CEC – Conciencia y expresiones culturales
CSC – Competencias sociales y cívicas
CPAA – Competencia para Aprender a aprender
SIE – Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor

Contribución al desarrollo de las Inteligencias múltiples

  • Inteligencia lingüístico-verbal
  • Inteligencia espacial
  • Inteligencia intrapersonal
  • Inteligencia interpersonal

Contribución al aprendizaje cooperativo

El Museo del Cuento es un proyecto fundamentalmente cooperativo, en el que el producto final es el resultado del trabajo coordinado de todos los participantes.

Desarrollo del proyecto

Producto

El Museo del Cuento es un proyecto de gran alcance que implica la generación de varios productos. También admite varias posibilidades de realización. Se podría decir que es un “proyecto de proyectos” que puede implicar a varias clases o varios niveles educativos.

  • Objetos de los cuentos: hay que seleccionar un objeto relevante de cada libro o cuento que se vaya a exponer, el cual debe conseguirse o incluso fabricarse. La elección de cada uno de ellos debe estar justificada como resultado de la lectura del libro.
  • Carteles para el museo: cada objeto expuesto en el museo debe llevar un cartel explicativo que incluye el nombre del objeto, libro del que procede y una explicación de su importancia, procedencia e incluso circunstancias de su adquisición.
  • Catálogo: una publicación digital o impresa que recoge todos los objetos fotografiados junto con su explicación.
  • Exposición: si se opta por la realización de un museo “tangible”, tenemos que organizar la exposición de los objetos en un lugar adecuado, organizado bajo algún criterio relevante (géneros, temática, etc) y con las necesarias explicaciones por objeto y por sección.
  • Visita guiada: un guía que muestre a los visitantes el contenido del museo no puede faltar en una exposición real. Por otro lado, podríamos preparar un recorrido virtual en vídeo.
  • Documental: otra posibilidad para mostrar nuestros objetos es la de realizar pequeños documentales que los muestren y expliquen.

Organización

Se trata de un proyecto complejo y que conviene plantear a largo plazo y con un enfoque de colaboración interdisciplinar.

Hoja de ruta

Para organizar la realización de este proyecto podemos proponernos una serie de metas parciales. No se trata de llegar  de primeras al objetivo más ambicioso, que sería crear un auténtico Museo del Cuento, sino de ir generando material que llegado un momento nos permita llevarlo a cabo.

De este modo, podemos empezar trabajando por clases en unos cuantos objetos e ir publicando sobre ellos en la web del colegio, como exposición virtual, en pósters impresos, para colgar en pasillos, o incluso como pequeña exposición física en un espacio del colegio.

Motivación y puesta en marcha

Como siempre, comenzaremos explicando el proyecto y sus normas generales en gran grupo.

Podemos empezar hablando sobre libros que hayamos leído y que más nos han gustado. A partir de aquí podemos elaborar una lista de los más populares en esa clase o de los más conocidos. El objetivo es contar una primera selección de títulos sobre los que trabajar, que puede ir creciendo con las propuestas de los alumnos.

Objetos de los cuentos

Podríamos organizar el trabajo por equipos cooperativos de modo que cada equipo escoja un libro y se encargue de preparar el objeto relevante del mismo. Debemos controlar que no se repiten libros en los grupos ni entre clases.

Para ello, los miembros del equipo habrán tenido que leer el libro y entre todos deberán acordar cuál es el objeto más adecuado para representarlo. Podrían ser varios objetos, pero ha de ser una elección en la que todos los miembros del grupo estén de acuerdo. En cualquier caso, la elección deberá estar justificada en base a la historia contada por el libro.

Daremos un plazo para que cada equipo lea el libro y haga su propuesta y consiga (o fabrique) su objeto.

Transcurrido el plazo cada equipo presentará el libro sobre el que ha trabajado y el objeto que ha seleccionado en el mismo, explicando sus razones para incluirlo. En cada caso, abriremos un pequeño debate para que otros grupos puedan exponer sus ideas a favor o en contra.

La siguiente parte será preparar el objeto para ser expuesto, lo que implica preparar una ficha que debería incluir la siguiente información:

  • Nombre del objeto
  • Libro del que forma parte (título y autor)
  • Descripción del objeto y su importancia en la historia (aunque sin desvelar muchos detalles que puedan arruinar la lectura).
  • Una historia sobre el modo (ficticio) en que se consiguió el objeto o llegó al “museo”: una donación de un heredero del personaje, se encontró en un viejo desván, en una tienda de objetos usados, es una reproducción, etc…

Para dar cierta uniformidad a este trabajo, sería bueno proporcionar a los equipos una plantilla de la ficha.

Para plasmar este trabajo podemos utilizar uno o más de los siguientes medios:

  • Póster con una imagen del objeto, junto con el libro del que procede y el texto de la ficha. Los pósters recopilados se pueden exponer en los pasillos del colegio, impresos a color, y serían la base para la compilación del “catálogo del museo”.
  • Artículo en la página web del colegio, para lo cual se podría crear un blog específico del proyecto que puede crecer incluso durante varios años escolares.
  • Exposición de los objetos juntos con sus fichas en los pasillos.

Exposición

Dependiendo de cómo hayamos organizado la recopilación de libros y objetos es posible que nos encontremos con una colección amplia que nos permita crear un Museo real.

Esto nos abre algunas posibilidades.

Estructura de la exposición

Para estructurar el museo debemos determinar secciones que agrupen objetos por algún criterio.

Decidir los criterios depende mucho de los títulos concretos con los que vayamos a trabajar.

Para ello podemos trabajar en la clase discutiendo cómo clasificar cada libro en las distintas secciones o categorías que hayamos establecido previamente.

Catálogo

Es muy posible que gracias a la recopilación de las fichas realizadas en la parte anterior, tengamos todo el material necesario para el catálogo virtual y real.

Visitas guiadas

Las visitas guiadas pueden ser conducidas por alumnos. Una vez establecida la disposición del museo, pueden trabajar en equipo para definir rutas significativas por el mismo.
El trabajo consiste en elaborar un guión con los puntos de interés que se van a visitar y las explicaciones que se van a ofrecer a los visitantes.

Ambientación

Ambientar el espacio de exposición como museo puede llevarnos a algunas actividades interesantes desde el área de Educación Plástica y Visual:

  • Creación de un logotipo del museo.
  • Creación de un cartel para la entrada del museo.
  • Creación de la señalización de secciones y recorridos.
  • Anuncios para publicitar la existencia del museo.
  • Folleto o tríptico.
  • Entradas o invitaciones.

Evaluación

A continuación se proporciona un modelo de rúbrica para evaluar los productos del proyecto. Por supuesto, puede modificarse

Rúbrica para la ficha de objetos

Aspecto
0
1
2
Representatividad El objeto elegido no aparece en el relato o no tiene especial importancia. La elección del objeto es correcta y aparece en el libro con un papel relevante. El objeto elegido es clave para el argumento del libro.
Información La ficha no recoge el nombre del objeto o la información del libro o lo hace de manera incorrecta. El nombre del objeto y la información básica del libro están presentes y son correctas.
Explicación del objeto La elección del objeto no está bien explicada o simplemente no aparece la explicación. La elección del objeto está justificada con referencia al libro. La elección del objeto está justificada y explicada de una forma original e interesante.
Historia de la obtención del objeto No hay historia de obtención del objeto. Se explica como se ha obtenido el objeto, sin especial detalle. Se desarrolla una historia completa sobre la obtención del objeto que consigue vincular el universo del libro con el mundo real.

Rúbrica para las visitas guiadas

Aspecto
0
1
2
Selección de objetos Selección demasiado corta o poco representativa. La selección es adecuada y recoge los objetos más interesantes.
Orden y coherencia de la ruta No hay orden o coherencia en los objetos elegidos para mostrar. La selección está ordenada y es coherente. La selección sigue un cierto criterio que le da sentido y orden.
Presentación de cada objeto La presentación es insuficiente. La presentación es adecuada y concisa. La presentación es adecuada y entusiasta, resaltando los aspectos más interesantes, divertidos o misteriosos del objeto explicado.
Interpretación Muchos errores y dudas Se limita a leer el texto preparado o a recitar de memoria Realiza una interpretación del papel de guía. Se expresa con soltura y naturalidad.

Materiales y recursos

Herramientas digitales

Pages puede ser una buena herramienta para preparar las fichas de los objetos, ya que nos permite proporcionar plantillas con los espacios necesarios. También es una aplicación adecuada para diseño de logotipos y carteles. También podemos usar Notability.

La Cámara del iPad será más que suficiente para capturar imágenes de los objetos y los libros. En algunos casos, incluso podríamos buscarlos en Internet.

Las visitas virtuales las podemos preparar con Puppet Edu grabando la explicación de cada objeto como un vídeo separado y montando con esta aplicación. Alternativamente lo podemos hacer con iMovie para tener mayor control de la edición.

Los dibujos que sean necesarios pueden realizarse con Sketches.

Otros materiales

  • Objetos que se vayan a utilizar.
  • Folios, cartulinas, cartón, etc. para crear carteles y soportes.
  • Rotuladores, lápices de colores, lápices, tempera, etc.
  • Pegamento, tijeras…

Claves para la adaptación a los diferentes niveles

Este proyecto puede desarrollarse simultáneamente en varios niveles educativos tanto en Primaria como en ESO. Prácticamente todos los cursos a partir de 3º pueden contribuir con objetos y libros, mientras que los alumnos de cursos superiores pueden encargarse de organizar la parte de exposición, visitas guiadas, etc.

Por otra parte, puede plantearse como actividad plurilingüe, preparando carteles en distintos idiomas o realizando visitas guiadas en la lengua autonómica, español e inglés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s