Los modelos de escolarización son ideológicos

Al hilo del debate sobre la educación separada por sexos he estado pensando en esto. Creo que cualquier forma de escolarización responde a una ideología. En realidad, creo que no puede ser de otro modo, porque no sabemos mucho sobre el tema, más allá del hecho de que consideramos necesario que las nuevas generaciones reciban eso que llamamos educación.Pero la forma de hacerlo es muy diversa. El modelo escolar industrial-prusiano del siglo XIX es el que sustenta la mayor parte de los sistemas escolares del mundo, y se basa en ideas como la agrupación por edades, el cual es un concepto que científicamente hablando no es especialmente válido, aunque resulte práctico, y que no se hace exactamente igual en todos los países.

La idea de la escolarización obligatoria tampoco tiene un fundamento científico, sino que en su día se consideró adecuado (influencia de la Ilustración, pero también del industrialismo) y se aceptó como deseable entre los pedagogos progresistas por el potencial liberador y de movilidad social asociado a la educación.

Pero del mismo modo, también las formas alternativas, como el home-schooling son marcadamente ideológicas.

Y respecto a la diferenciación o no por sexos, lo mismo. Es ideológica.

Pero estoy hablando de escolarización. Personalmente, si tengo que manifestarme, prefiero una escolarización diversa, lo más mezclada posible, a semejanza del mundo real. Creo que la escuela tiene un gran potencial educativo, aunque apenas pueda confiar en el modelo escolar actual, por muchas razones que creo que quedan reflejadas en otras entradas de este blog.

Pero si tuviera que decidir cómo escolarizar, crearía un modelo bastante complejo, tratando de integrar familias y escuelas, aprovechando la capacidad de ésta para compensar las carencias relacionadas con el entorno social, económico y cultural. Y también, aprovechando el potencial de los profesionales de la educación como asesores a las familias. A la vez, sería un sistema de escolarización flexible, abierto para quienes buscan (como los home schoolers) un mayor control directo, pero que les permita beneficiarse de los recursos compartidos. Y, en cuanto a los agrupamientos, un feliz batiburrillo basado en criterios de intereses y competencias.

En fin, un lío irrealizable, pero inmensamente divertido.

¿Es malo que sea ideológico? Claro que no. Creo que la definición del modelo de escolarización es esencialmente un asunto de ideología, sobre todo, de valores. También creo que debe serlo. La escuela debe reflejar los valores de la sociedad en la que se inserta: si no lo hace, mal asunto.

Una escuela que vaya contra los mejores valores de la Humanidad es una mala escuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s