Programa electoral para educación de IU

El programa electoral de Izquierda Unida para Educación se presenta en una versión resumida y una más detallada. En este comentario me referiré a la versión corta y si fuese necesario recurríré a la larga por si aclara alguna cuestión difusa.

Izquierda Unida llega a mucha concreción en las propuestas, lo que es muy de agradecer para entender el modelo que defienden y muchos temas que en otros programas quedan muy en el aire. Por ejemplo, a la hora de reducir las ratios el documento principal llega a especificarlas por nivel educativo. Este tipo de detalle se establece en el programa desarrollado.

El programa se estructura en cinco ejes y 22 líneas de actuación.

El primero de los ejes es El derecho a la educación y su financiación. En este aspecto coincide con el PSOE en el objetivo de desarrollar el derecho a la educación recogido en la Constitución a través del sistema público.

1. Ampliación de la red de centros educativos, de titularidad y gestión pública, para cubrir todas las necesidades de escolarización en las diferentes etapas y modalidades educativas, garantizando que el suelo público sea sólo para la escuela pública. Se prestará atención especial a la educación temprana mediante la creación de plazas públicas suficientes de 0 a 3 años. La Educación Infantil (0 a 6 años) contará con currículo básico para garantizar su carácter plenamente educativo.

Al igual que PSOE se propone que el sistema público pueda ofrecer cobertura a todos los alumnos y alumnas. Destaca la consideración de la etapa 0 a 6 años como educativa, recuperando la consideración que tenía en la LOGSE.

2. Gratuidad total de la enseñanza pública, desde la primera infancia hasta la Universidad, dotándola de recursos suficientes, que incluirán el material didáctico, libros, servicio de comedor y de transporte escolar, así como becas de residencia o becas-salario para el alumnado que lo necesite.

IU es muy explícita en esto y cubriría los puntos que el PSOE no especifica claramente. En el tema de los libros, en realidad IU propone la supresión de los libros de texto tal como los conocemos, sustituyéndolos por materiales creados por docentes o que sean disponibles mediante licencias abiertas Creative Commons.

3. Supresión progresiva de los conciertos educativos hasta su completa desaparición, mediante la integración voluntaria y negociada de los centros privados concertados en una red única de centros públicos, arbitrando medidas para la integración y homologación de su profesorado. Con carácter inmediato se suprimirán los conciertos con centros que discriminen por razón de sexo o utilicen mecanismos encubiertos para seleccionar a su alumnado por razones económicas, ideológicas u otras características culturales o personales.

Como se puede ver, aquí no hay medias tintas.

4. Ley de financiación del sistema educativo para garantizar los recursos necesarios y evitar vaivenes presupuestarios en educación. De forma inmediata se igualará la inversión pública educativa a la media europea, y se aumentará hasta alcanzar el 7% del PIB en la próxima legislatura.

Esta es una propuesta similar a la del PSOE, pero en menor plazo.

El segundo eje del programa se titula: La mejor educación para tod@s con equidad

5. Desarrollo de una educación que reconozca el derecho de tod@s a obtener aprendizajes relevantes, que contribuya por tanto al éxito escolar y social de todo el alumnado en la enseñanza obligatoria, introduciendo cambios curriculares, metodológicos y organizativos para ofrecer mejores respuestas a la diversidad del alumnado, con especial atención a quienes tienen más dificultades, y dedicando todos los recursos necesarios en las zonas y centros con más alumnado en desventaja social.

De nuevo, una propuesta muy en línea con la expresada por el PSOE, aunque los matices y concreciones se pueden ver en la versión completa del programa. En ese sentido, es muy interesante el modo que se define la diversidad del alumnado como:

  1. La diversidad del alumnado (cultural, funcional, étnica, lingüística, de género, socioeconómica) se ha de entender como valor y motor de la educación.

Para lo cual, entre otras medidas, se potencian los departamentos de orientación y se propone la inclusión de nuevos profesionales, así como la atención tutorial.

La propuesta de IU recoge un modelo educativo centrado en dar respuestas a las necesidades de cada alumno o alumna.

6. Extensión de la educación obligatoria hasta los 18 años, para combatir el abandono educativo temprano, con diversos itinerarios y modalidades formativas desde los 16, donde se contemple una vía más ocupacional que incluya estudio y prácticas remuneradas simultáneamente.

En línea con lo anterior se propone que la etapa postobligatoria tenga un carácter orientador, pero no limitador de las opciones posteriores.

7. Ampliación de las plantillas de profesorado y de otros profesionales de la educación para poder responder a las distintas necesidades del alumnado y reducir el número de escolares por grupo y por docente. Ratio máxima de 20 estudiantes por grupo en Primaria y Secundaria.

Amén.

8. Currículo laico, intercultural, inclusivo, igualitario y ecológico, que pueda ser desarrollado por los centros escolares y la comunidad educativa en virtud de su autonomía pedagógica. Cualquier religión, incluidos sus actos o símbolos, quedará fuera del ámbito escolar.

Este currículum:

El currículo buscará una formación integral para el desarrollo de una vida autónoma como persona y como miembro de una comunidad. El modelo de desarrollo curricular no puede basarse solo en conocimientos utilitaristas, especializados o instrumentales que evite o minusvalore las materias creativas y el desarrollo del pensamiento crítico. Debe responder a una agenda social ante los nuevos retos de la humanidad: la globalización, la degradación medioambiental, las dificultades económicas y financieras, la mejora de la democracia… Es decir, debe contribuir a formar personas para un desarrollo sostenible mundial.

En el desarrollo detallado del programa, IU deja claro que apuesta por un modelo en el que se desdibujan las materias tradicionales y se favorece un aprendizaje interdisciplinar, con una metodología basada en proyectos.

9. La evaluación formativa de los aprendizajes, de la práctica docente, del funcionamiento de los centros y del sistema educativo debe servir para la mejora de la acción educativa en sus diferentes vertientes.

El hecho de mencionar la evaluación formativa ya hace que esta propuesta destaque sobre las realizadas por los otros partidos, que parecen mas centradas en matices de las diversas evaluaciones de rendimiento.

10. Plan de diagnóstico y seguimiento permanente de los problemas y logros de la educación pública para acometer nuevas mejoras. En ningún caso las evaluaciones externas sobre rendimiento del alumnado se utilizarán para clasificar o fomentar la competitividad entre centros.

Se nota que el tema de la evaluación educativa está en mantillas porque ninguno de los partidos deja de mencionar de algún modo la evaluación del rendimiento del alumnado, aunque sea para indicar que no debe utilizarse para crear ránkings de centros, cosa que no sería necesaria si se desarrolla la oferta pública del modo que propone este partido.

El tercer eje trata sobre el Profesorado.

11. Cuerpo único de profesorado a partir de una formación inicial con rango de postgrado.

12. Formación inicial y permanente del profesorado de todos los niveles que combine teoría y práctica, para garantizar su óptima capacitación docente y disciplinar en la etapa y especialidad correspondiente.

Voy a unir estas propuestas. La idea de la formación práctica coincide con la de otros partidos, aunque en este caso, IU aclara que es una formación práctica remunerada y tutorizada previa al proceso de selección (bien concurso de méritos, bien oposición).

Hay muchas otras propuestas, como la reactivación de los centros de formación del profesorado, la posibilidad de períodos sabáticos o el reconocimiento de la actividad de investigación, así como un sistema de desarrollo profesional en los propios centros (vaya).

13. Estatuto docente, acordado con los sindicatos, que regule las condiciones de trabajo y desarrollo profesional tanto de docentes como del resto de profesionales de la educación.

El Estatuto Docente también ha sido propuesto por otros partidos, aunque de nuevo es mucho más detallado y concreto el modo en que IU considera que debe realizarse.

14. Estabilidad de las plantillas y reconocimiento de la experiencia del personal interino en las bolsas de trabajo. Las plazas interinas se reducirán al mínimo necesario (8%) para asegurar la funcionalidad del sistema.

Relacionado con el punto anterior, la estabilidad de plantillas en centros públicos es un factor determinante para el establecimiento de equipos sólidos que puedan llevar adelante proyectos a largo plazo.

El cuarto eje del proyecto de IU trata sobre Autonomía y participación

15. Ampliación de la autonomía pedagógica de los centros para organizar sus enseñanzas y poder ofrecer una respuesta educativa ajustada a las necesidades de su alumnado. En ningún caso servirá para seleccionar o segregar al alumnado o fomentar la competitividad entre los centros.

Uno de los aspectos que propone IU es que los centros tengan autonomía para desarrollar el currículum a partir de un currículum básico general.

16. Participación democrática y equilibrada de todos los sectores de la comunidad educativa en la organización y gestión de los centros y de los distritos escolares. Los Claustros y los Consejos escolares, como órganos de gobierno de los centros, tendrán capacidad decisoria plena en los asuntos de su competencia. Elección democrática de los equipos directivos.

Se trata de subrayar la vuelta de los órganos de gobierno colegiados que han ido perdiendo peso en los últimos años.

17. Construcción de escuelas democráticas en el marco de ciudades y entornos educadores, promoviendo la participación del alumnado en la dinámica educativa de su centro y en la configuración de su ciudad, así como la implicación vecinal en el funcionamiento y mejora de su educación pública; haciendo de la ciudad y su entorno un auténtico recurso educativo.

El proyecto de Izquierda Unida es muy ambicioso, a la vez que concreto. En resumen, lo que propone es una apuesta nacional por el desarrollo del sistema educativo del país dentro de un modelo bastante coherente.

En su contra juega la difícil reintegración del sistema dual pública-concertada, sobre todo teniendo en cuenta que cada parte define esta dualidad a partir de premisas diferentes.

Desde los partidos de izquierdas, el sistema dual obedece a la necesidad de llegar allí dónde no llega la escuela pública.

Desde la derecha, el sistema dual busca proteger la libertad de elección de las familias.

Por último, como ya he indicado en otros programas, no trataré el eje relacionado con  Universidad e Investigación, que queda muy fuera de mi alcance.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s