La Educación en los programas electorales

He dedicado varias entradas del blog a comentar los programas electorales de los cinco partidos más relevantes que se presentan a las elecciones generales el próximo 26 de junio. Lo bueno de repetir elecciones es que en el interín volví a crear un blog.

En una vida anterior realicé un trabajo similar para las elecciones de 2011 que tuvo bastante buena acogida (creo que lo leyeron 3 ó 4 personas). El mapa político ha variado bastante desde entonces:

  • El Partido Popular ganó las elecciones y ahora vuelve a ser el favorito para ganarlas, pese a todo, incluido su poco atractivo líder, la corrupción campando a sus anchas y la protesta social. En su haber, el hecho la tendencia más positiva de la economía del país, aunque haya señales de alarma por todos lados.
  • El PSOE quedó en segundo lugar, después de lo cual no ha hecho más que bajar, tras haber dilapidado el prestigio histórico que le quedaba y apostarlo todo a un candidato muy guapo.
  • Ciudadanos no era relevante en 2011, pero ha tomado más o menos el lugar que ocupaba Unión Progreso y Democracia, que es ahora el irrelevante. En todo caso, parece difícil que consiga ser importante para algo más que sumar sus posibles escaños al PP.
  • IU estaba en 2011, pero poquito. Ahora sigue siendo poquito, pero su reciente alianza con Podemos hace que su papel pueda ser más que importante.
  • Podemos es un partido que ha nacido durante esta legislatura, en parte como experimento de política, en parte como materialización del movimiento del 15 M. Estar, están en boca de todos, pero sus posibilidades de tocar poder pasan por el hundimiento del PSOE y su alianza con IU.

En lo que toca a educación, estos son los enlaces a los programas comentados en el blog:

Primeras Impresiones

 

PP

Desde las elecciones pasadas el programa del PP ha mejorado bastante. En las anteriores elecciones sabían que iban a ganar sin bajar del autobús y el programa era poco más que una lista de pocas y genéricas propuestas en su línea habitual.

En esta ocasión, la competencia ha hecho que el programa sea algo más extenso, aunque no mucho más concreto, con diversos compromisos pero pocas propuestas específicas y mucho menos clasificadoras de las intenciones del partido al respecto del sistema educativa más allá de lo que sabemos que ha ocurrido en estos años.

En general, se percibe que el PP opta por un modelo muy influido por la corriente liberal empresarial en la educación impulsada por la OCDE y que en otros países está empezando a ser seriamente cuestionada, en especial, por los que han descubierto que la fórmula concertada (escuelas charter y similares) no funciona precisamente bien.

PSOE

El programa del PSOE está mejor que el partido en sí. Dentro de lo que cabe es bastante coherente y algo más concreto que el del PP, aunque deja en el aire muchas cuestiones que estaría bien conocer.

En algunos aspectos ha perdido profundidad respecto al de las elecciones anteriores, pero para tratarse de un partido “tradicional” que está metido en el berenjenal en el que está hay que reconocer que no lo han hecho mal.

El PSOE parece plantear una vuelta a la situación pre-LOMCE.

IU

Lo de Izquierda Unida es de quitarse el sombrero en el aspecto de detalle y concreción del programa. Es, con mucho, el más elaborado y clarificador, aparte de ser quizá el más coherente en cuanto al modelo educativo propuesto y el más técnico.

Otra cosa es estar de acuerdo con todas las propuestas o con su viabilidad, pero es muy de agradecer el esfuerzo de llegar a esa profundidad en un documento como es un programa electoral.

Ciudadanos

Ni muchas propuestas, ni muchos detalles.

Podemos

El programa de Podemos resulta muy irregular. Hay propuestas muy concretas, junto con declaraciones generales de intenciones. Podemos es más de Universidad que de Escuela y a veces se nota que toca de oído.

En ese sentido, la alianza con Izquierda Unida es una buena estrategia.

Acuerdos y desacuerdos

Todos los partidos proponen un pacto educativo o, al menos, un acuerdo que dote de estabilidad al sistema. Si te digo la verdad, me resulta difícil definir en qué debería consistir esta estabilidad. La parte negativa es que también todos los partidos parecen coincidir en que el pacto educativo que vale es el suyo, siendo el más descarado el PP en este aspecto.

Tanto PSOE, como IU, como Podemos se han adherido al llamado Foro de Sevilla, aunque no me atrevería a decir que todos ellos cumplen en su programa con el documento de bases  propuesto.

En general, exceptuando el PP y Ciudadanos, se propone la extensión de la oferta pública de plazas educativas a la totalidad de alumnos y alumnas y la reducción o desaparición del sistema de conciertos. El PSOE no reniega de la concertada y propone un tratamiento específico de las cooperativas de enseñanza. Ciudadanos opta por garantizar que ningún alumno tenga que pagar por el derecho a la educación, incluso en centros concertados.

IU y Podemos sugieren pautas metodológicas específicas: aprendízaje basado en proyectos, etc. El resto de partidos no llegan a este extremo, aparte de menciones genéricas a la innovación educativa. El PP menciona muchas veces la eficiencia y la empleabilidad como objetivos del sistema.

IU, Podemos y PSOE, proponen la vuelta de algunos logros de la LOGSE, como el reconocimiento de la etapa de 0 a 6 años como educativa, y no sólo asistencial, la importancia de la orientación escolar y vocacional, y el mayor poder de los Consejos Escolares.

Excepto Podemos y Ciudadanos se menciona una apuesta por la mayor autonomía de los centros, aunque no quede muy claro en qué consiste en alguno de los programas.

El tema de la financiación es explicitado tanto por PSOE, como Podemos e IU, que aspiran a llegar al 7% del PIB para ponernos en línea con nuestro entorno.

Otro tema importante tiene que ver con la función docente y, particularmente, con el acceso a la carrera docente. Hay una coincidencia generalizada en la necesidad de aumentar el período de prácticas tutorizadas antes y después del ingreso.

También se menciona la necesaria formación permanente, aunque hay poca concreción y también se echa de menos, en todos los programas, una propuesta para la carrera docente que le de contexto, aunque el programa de IU en eso es una excepción.

En resumen

Tratándose de programas electorales, puede ser mucho esperar concreción y medidas más o menos explícitas sobre ciertos temas que pueden “asustar” votantes. Sólo el programa de IU es lo bastante concreto como para llegar a hacerse una idea clara de cuáles serían las intenciones del partido. En los demás casos podemos hacer algunas suposiciones informadas a partir de la experiencia de legislaturas anteriores. En el caso de Podemos estamos ante una incógnita, aunque, como he dicho, la alianza con Izquierda Unida podría ser útil para entenderlo mejor.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s